En el tratamiento de la torsión testicular el factor tiempo es fundamental para conseguir salvar la función del testículo. La necrosis testicular comienza a ser irreversible a partir de las primeras 6 horas. Por ello, el síndrome escrotal agudo es una urgencia urológica, considerado como una emergencia quirúrgica, teniendo en cuenta que la torsión del testículo lleva aparejada la interrupción de la circulación y, por tanto, la producción de una isquemia y la necrosis con la pérdida irreversible del órgano. De esta manera, ante la más mínima duda el médico debe realizar una exploración quirúrgica, que permita en el mismo acto resolver el problema.

Error diagnóstico de torsión testicular. Indemnización por negligencia médica

En la Resolución, por la que se indemniza al paciente en la cantidad de 39.238 € por la pérdida de un testículo, el SAS admite que “analizando el proceso asistencial se detecta un retraso diagnóstico de torsión testicular. Esto dio lugar a la orquiectomía, por lo que existe relación de causalidad entre la asistencia sanitaria con el resultado final que se reclama”.